Daniela Montenegro

¡Hola! Me alegra que estés aquí y quieras saber un poco sobre mi  historia.

“Daniela Montenegro es Licenciada en Marketing, emprendedora especialista en Marketing Digital y creadora de contenido digital.” 

Comencé en el mundo de los “negocios” a muy temprana edad (7 años) ayudando a mi abuelita a vender productos de belleza y a tan corta edad aprendí una de las lecciones más importantes de mi vida: “tus ingresos dependen solo de ti y de lo que haces a diario para crecer”. 

Con los años fui aprendiendo las ventajas y retos del mundo del emprendimiento. Especialmente la importancia de ejercer verdadero liderazgo sobre ti, porque al ser emprendedor no se cuenta con una persona que te guíe o te indique qué y cómo debes hacer las cosas, todo depende solo de ti. 

¿He recibido apoyo? ¡Si! Especialmente de mis padres, que me han apoyado en cada proyecto, cada intento y cada fracaso.

Descubrí lo mucho que me apasionaba el marketing a los 18 años cuando ingresé becada a la universidad y comencé a estudiar la carrera.

 

Ser mercadóloga es
mi pasión, profesión y vocación

Descubriendo mi camino

En 2018, a mis 20 años, salí por completo de mi zona de confort y me fui a estudiar durante 5 meses parte de mi carrera universitaria a la Universidad de Granada en España. ¡Una verdadera experiencia de vida!

Dormí en el desierto del Sahara, viajé, conocí personas  y lugares increíbles pero sobre todo me enamoré aún más de mi carrera, aprendí a valerme por mi misma, a valorar recursos y personas. Maduré y descubrí el propósito de mi vida.

¡Ajá! Marketing Digital

En mi último año de universidad comencé a estudiar, capacitarme y prestar servicios de Marketing Digital. Nuevamente emprendiendo, siendo dueña de mi tiempo y decisiones. (No es fácil)

A los 22 años me graduo Cum Laude de la Licenciatura en Marketing de la Universidad Rafael Landívar en Guatemala. ¡Ahora si! Era momento de abrir mis alas y volar

¿Qué debía hacer? ¿Continuaba con Marketing Digital?

Debía tomar decisiones importantes, que impactarían directamente en el cumplimiento de mis objetivos y metas de vida. Así que comencé evaluando el apasionante mundo del marketing y sobre todo evaluándome a mí. 

Así fue como definí que me especializaría en Marketing y Estrategia Digital, que al final del día sigue siendo Marketing, con la diferencia que ahora las estrategias tienen objetivos digitales cuyo  fin principal es convertir, y ¿cuál es el objetivo de convertir? ¡Vender!

¿Agencia o Marca Personal?

Emprendí desde mi pasión, vocación y profesión. Soy una persona autodidacta, una de las habilidades más importantes y necesarias en el mundo del emprendimiento. Un mundo aparentemente sin guía, en donde tu verdadero maestro es el consumidor, el mercado. 

Decidí comenzar a trabajar mi marca personal porque sabía que con mi conocimiento podía impactar vidas, porque quería demostrarme a mi misma lo capaz que soy, porque quería conocer nuevas personas y sobre todo porque como Especialista en Marketing Digital no me era coherente el no manejar mi propia estrategia digital. 

Sin dejar de mencionar que entendí que en el mercado hay cientos de agencias digitales, pero solo una Daniela Montenegro como yo. Y eso más mis habilidades sería justo lo que me iba a diferenciar en un mercado tan competitivo.

La evolución de mi emprendimiento

Con mucho miedo e incertidumbre dí el primer paso de mi estrategia que fue lanzar los primeros episodios en mi podcast Marketing 4U tocando diferentes temas sobre Marketing. 

Acto seguido blog, Instagram, Tik Tok, Facebook y Youtube! Si, definitivamente una estrategia omnicanal como buena estratega digital. 

Cada pequeño o gran esfuerzo me llevó a conseguir en menos de un año clientes en diferentes paises (Guatemala, México, Venezuela, Ecuador, Perú, entre otros), traspasar fronteras ayudando marcas a crecer. 

5 meses después de comenzar mi emprendimiento y con clientes internacionales, decido montar mi propia escuela digital con cursos diseñados para emprendedores que quieren impulsar su negocio. ¿Lo hice bien?

¡No del todo! Pero aprendí de mis errores y los corregí. Hoy mi escuela tiene decenas de alumnos y alumnas tomando mis cursos, viendo mis lecciones y llevando sus negocios a siguiente nivel. 

Cada día confirmo mi decisión de emprender, porque soy feliz haciendo lo que me apasiona y ayudando a otros. Emprender conlleva retos diarios, salir, trabajar, volar y ver lo que no todos logran ver.

— Daniela Montenegro

No son posts bonitos, es Estrategia Digital